Dispositivo ahorrador de agua hecho en México

dispositivo ahorrador de agua hecho en MexicoInvestigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), campus San Juan del Río, desarrollaron un dispositivo ahorrador de agua, cuyo diseño permite el uso más eficiente del vital líquido a través de una válvula de pedal libre de anclaje y de muy fácil instalación.

Lo más importante, es que el ahorro de agua es de 30 por ciento en los hogares y puede llegar al 50 por ciento en comercios, industrias, oficinas u hospitales. Además, este dispositivo ahorrador de agua es el primero hecho en México que cuenta con patente.

De acuerdo a información divulgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), a la cual foroambiental.com.mx tuvo acceso, este prototipo fue desarrollado por el ingeniero en electromecánica de esa casa de estudios, Miguel Ángel Ramírez Mendoza, con la asesoría de los profesores investigadores José Antonio Romero Navarrete, Luis Alberto Morales Hernández y Juan Primo Benítez Rangel, además de la colaboración del responsable del taller de electromecánica de esa institución, Julián Espinosa Sánchez.

Al respecto, el profesor investigador de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, José Antonio Romero Navarrete, explicó que la idea de este proyecto surgió desde el 2009, ante la necesidad de ofrecer a la sociedad una alternativa con la que se permitiera tener un mayor control en las descargas de agua de uso sanitario, tanto en instalaciones domésticas como en negocios, empresas e incluso hospitales, a través de un dispositivo que no requiriera fuentes de energía ni dificultades en su instalación.

Y abundó: “En la dinámica cotidiana respecto al uso del agua, por ejemplo en casa habitación, está el abrir y cerrar la llave de manera constante junto con la manipulación de objetos, lo que no solo genera un desperdicio, sino también la posible transmisión de gérmenes. De ahí pensamos en buscar una opción donde no hubiera la necesidad de usar las llaves del agua con las manos, no solo en las tarjas de las cocinas sino también en los lavabos de los baños”.

Información de la fuente refiere que de acuerdo con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, la dotación de agua promedio en el medio urbano en el país es de 250 litros por habitante al día. Mientras que por fugas de diferente tipo y origen, se pierden en estos sistemas cerca de 100 litros diarios por habitante.

Existen tres factores principales en el desperdicio del agua: las deficiencias en la operación e infraestructura para la captación y distribución del agua; malos hábitos de consumo en los usuarios, así como la falta de cultura en reúso, separación y aprovechamiento de agua de lluvia.

José Antonio Romero Navarrete comentó que otro factor importante que generó la idea de desarrollar este dispositivo ahorrador de agua fue la pandemia de gripe AH1N1, en la que se difundieron diferentes medidas a nivel nacional para prevenir su contagio en la población.

“En aquellos tiempos, vimos que la manipulación de las llaves de agua era un factor de posible transmisión de la enfermedad, incluso hasta se difundían técnicas específicas para lavarse las manos, donde al final del proceso se evitaba cerrar la llave con las manos recién lavadas. Eso nos motivó también a revisar el estado del arte respecto a dispositivos que permitieran mejorar estos procesos”, explicó.

Ante este reto, el investigador de la Facultad de Ingeniería de la UAQ subrayó que el proyecto fue asignado al estudiante Miguel Ángel Ramírez Mendoza como parte de su tesis para titulación y consistió en el diseño de una válvula de pedal autosoportada, manejada con el pie, que es libre de anclaje y que permite controlar la descarga de agua.

Indicó que esto es posible dada la integración del mecanismo de control de apertura y cierre de la válvula con la base, desde la cual se apoya el pie para ejercer presión sobre el mecanismo de apertura y cierre de la misma.

En ese sentido, el coordinador en Ingeniería Electromecánica de la UAQ San Juan del Río, Juan Primo Benítez Rangel, indicó que en la licenciatura en electromecánica se cuenta con una asignatura de último semestre llamada Seminario de Tesis, donde los alumnos desarrollan un proyecto y los investigadores participan como sínodos, quienes asesoran al estudiante para ir encaminando el proyecto y que pueda manufacturarse de una manera más económica y funcional.

“Lo que identificamos fue que el dispositivo propuesto no requería de fuentes de energía complementaria; a pesar que se veía sencillo desde el punto de vista tecnológico, cumplía con la satisfacción de la necesidad propuesta. Otro de los aspectos importantes es que puede utilizarse en un baño nuevo o como un accesorio para uno ya instalado. Hay que destacar la labor de nuestro laboratorista de la facultad, Julián Espinosa Sánchez, quien brindó un gran apoyo en la parte de manufactura y funcionamiento del dispositivo”, apuntó.

Por su parte, el investigador Luis Alberto Morales Hernández, de la misma casa de estudios, subrayó que tras pruebas realizadas con dos lavamanos, uno con este pedal y otro con grifo ordinario, se pudo comprobar que el dispositivo genera un ahorro de agua calculada en 30 por ciento, además de que no existe un referente de dispositivos de este tipo hechos en México.

Y agregó: “Existen dispositivos hechos en Estados Unidos, pero tienen la desventaja de que se tienen que instalar de manera fija a los muebles o paredes o que muchos de ellos requieren fuentes alternas de energía. Este dispositivo podría ser muy útil incluso en los quirófanos de los hospitales, por la asepsia que debe mantenerse cuando los cirujanos se lavan las manos; actualmente los médicos usan un dispositivo de estos pero, además de que está fijo, se manipula con la rodilla. De ahí nuestra inquietud de que el dispositivo fuera libre de anclaje”.

Morales Hernández informó que este dispositivo llamado “Válvula de pedal libre de anclaje” ya está patentado, con el número MX 343667 B, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) con una vigencia de 20 años, y subrayó que es la primera patente concedida al campus San Juan del Río de la Universidad Autónoma de Querétaro.

“Lo que se busca en estos momentos es contactar a empresas que pudieran llevar este dispositivo a un producto comercial. Es una tecnología que ofrece muchas bondades, donde está involucrado el trabajo de estudiantes, docentes e investigadores que aplicaron conocimientos de diseño mecánico, mecánica de fluidos, manufactura, hidráulica y neumática, entre otras. Hay que destacar que ninguna de las patentes que presentó el IMPI para establecer la innovación era mexicana, lo que significa un valor agregado; es tecnología 100 por ciento UAQ”, aseveró.

Redacción: foroambiental.com.mx

(Con parte de información e imagen del CONACYT)

 

 En Consumidor Verde, Estados, Nacional
Notas Recomendadas

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

Ricardo Salinas Pliego pisotea la libertad de prensaArticulo 19 se solidariza con Foro Ambiental