top2

Partículas suspendidas son más nocivas que el ozono

particulas suspendidas son mas nocivas que el ozonoLas partículas suspendidas o partículas en suspensión que contaminan el aire que respiramos, son mucho más peligrosas para la salud que la contaminación por el ozono superficial, principalmente si se trata de partículas iguales o menores a 10 micras (PM10) y sobre todo si son inferiores a 2.5 micras (PM2.5), las que no son monitoreadas adecuadamente en muchas ciudades del mundo, y que en su mayor parte son emitidas por vehículos que utilizan diésel.

De acuerdo a estudios divulgados recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), este tipo de partículas suspendidas originan graves daños al ser humano y afectan especialmente al aparato respiratorio y al sistema cardiovascular, afectando la calidad de vida y disminuyendo la esperanza de vida de las personas expuestas.

Es por ello que este organismo internacional se ha pronunciado por realizar mediciones o monitoreos suficientes y adecuados en las ciudades más pobladas y transitadas, lo que lamentablemente no ocurre en las metrópolis de los países menos desarrollados, como en el caso de América Latina, África y Asia.

Por otro lado, investigaciones realizadas por la Agencia Europea de Medio Ambiente, a cuyas conclusiones foroambiental.com.mx tuvo acceso, aseguran que una de las principales fuentes emisoras de las partículas suspendidas son los vehículos diésel, incluso los modelos recientes, pero especialmente los camiones viejos que usan este tipo de combustible.

La fuente afirma que se ha demostrado que la exposición a largo plazo a este tipo de partículas, aún en concentraciones relativamente bajas, afectan a los pulmones tanto de niños como de adultos. Pero si las concentraciones son altas, como sucede en general en el medio urbano, y en especial en las ciudades más transitadas y contaminadas, el daño a la salud es mucho más grave.

Refiere que estadísticamente la exposición a estas concentraciones se ha asociado a una disminución en la media de esperanza de vida de la población, misma que dependerá del grado de contaminación del aire y de la frecuencia en que se respire ese aire contaminado.

Por desgracia, la calidad del aire en ciudades muy transitadas y contaminadas (como es el caso de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Toluca, Coatzacoalcos, Puebla, etc) puede ser mala o muy mala la mayoría de los días del año, lo que puede originar una disminución de entre 10 y 15 años de vida para sus habitantes.

Cómo se componen las partículas suspendidas y que daño causan

Al respirar inhalamos los gases, vapores y partículas que hay en el aire. La composición de las partículas suspendidas o partículas en suspensión que inhalamos, conocidas por sus siglas en inglés PM (particulated matter), puede ser una mezcla muy variada.

Por ello, se clasifican según su medida y de acuerdo a su comportamiento al respirarlas, más que con base en su contenido.

Hay partículas de diámetro aerodinámico igual o inferior a 10 micras (PM10) que suelen llegar más allá de la garganta. Las que tienen un diámetro igual o inferior a 2.5 (PM2.5) pueden llegar hasta los pulmones. Y las ultrafinas, con un diámetro igual o inferior a 0.1 micras (PM 0.1), que pueden pasar de los alvéolos pulmonares a la sangre.

particulas suspendidas con mas nocivas que el ozonoEn zonas urbanas la fuente principal de PM es el tránsito vehicular. Se generan especialmente por la combustión en los motores, pero también por el roce de las ruedas con el pavimento. Los humos de los motores diésel están formados en gran parte por partículas finas y ultrafinas de hidrocarburos, debidas a una combustión incompleta. Por esto, el uso creciente del diésel preocupa no sólo desde el punto de vista ambiental, sino también de la salud humana.

Cabe destacar que el tamaño de las partículas define su peligrosidad, por su distinta capacidad de penetración en el cuerpo humano. Otras características físicas, químicas y biológicas pueden influir en la aparición de efectos negativos para la salud. Hay colectivos más propensos a tener problemas de salud como consecuencia de las partículas presentes en el aire, especialmente los adultos mayores, los niños, las personas con enfermedades cardíacas y pulmonares, y los asmáticos.

Las partículas suspendidas PM10 y particularmente las PM2.5 y menores, son capaces de causar problemas mucho más graves que las partículas más grandes y pueden incluso originar directamente riesgo de morir por enfermedad isquémica del corazón o arritmia letal, al dejar pasar fácilmente estas partículas del aire inspirado hasta la sangre.

Estudios médicos y científicos han demostrado que el aumento en la concentración de PM2.5 incrementa la frecuencia cardíaca y causa un mayor riesgo de arritmia.

Hay que señalar que también hay partículas suspendidas de origen natural como aerosoles, erosión, intrusión de polvo o por otras actividades humanas como obras públicas y construcción, minería, fabricación de cerámicas o cemento, etc. Aunque en general las más peligrosas para la salud son las emitidas por los automotores, y especialmente por los vehículos diésel.

Escribidor: Jorge Castañeda

Director Editorial foroambiental.com.mx

Imágenes: Internet

, , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario