top2

El grave hundimiento del Valle de México será monitoreado por 60 estaciones

el grave hundimiento del Valle de Mexico sera monitoreado por 60 estacionesEl grave hundimiento del Valle de México, ocasionado por la brutal extracción de agua del acuífero, causa cada vez mayor preocupación entre la comunidad científica, ya que existen zonas en la capital del país que se hunden entre 20 y hasta 40 centímetros cada año, aunque la cuantificación histórica revela que en los últimos 150 años hay regiones que se han hundido hasta 14 metros.

Por ello, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) trabajan en la modernización del Sistema de Monitoreo de la Subsidencia en el Valle de México, que utilizará tecnologías de vanguardia.

Cabe aclarar que el fenómeno de subsidencia es el proceso de asentamiento o hundimiento vertical de un terreno, provocado principalmente por la extracción de agua de los mantos acuíferos, lo cual ha llegado a niveles alarmantes en la Ciudad de México.

Esto lo hemos destacado insistentemente en foroambiental.com.mx a través de diversos artículos y reportajes, en los cuales se ha demostrado que este fenómeno, entre sus muchas consecuencias, magnifica las ondas sísmicas y los daños ocasionados por los movimientos telúricos, tal y como ocurrió en los terremotos del 19 de septiembre, tanto en 1985 como en 2017.

Ahora, información divulgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), refiere que investigadores de las universidades arriba referidas argumentan que el desarrollo demográfico de los principales centros urbanos del Valle de México creó una demanda acelerada de servicios, principalmente de abastecimiento de agua potable, y una de las formas más económicas de abastecer el vital líquido ha sido la sobre explotación del acuífero mediante el bombeo de agua con pozos profundos, lo que ocasiona que en las zonas lacustres del Valle de México se presente el fenómeno de subsidencia y agrietamiento del terreno.

El investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Daniel Reséndiz Núñez, informó que en algunos puntos del Valle de México el asentamiento acumulado en más de 150 años alcanza magnitudes cercanas a los 14 metros.

Dijo que en algunos puntos del oriente de la capital del país la velocidad de subsidencia o hundimiento alcanza los 40 centímetros por año.

En ese sentido, explicó que el sistema de monitoreo modernizado será una herramienta que permitirá recopilar, procesar, interpretar y difundir los resultados de estos trabajos históricos y recientes respecto al grave hundimiento del Valle de México, que se ha venido acrecentando.

Indicó también que es necesaria la conciencia generalizada de medir con continuidad, precisión y calidad la evolución de las causas y consecuencias del fenómeno de subsidencia o hundimiento.

Y añadió: “Todos sabemos de la severidad de los problemas causados por el fenómeno de subsidencia del subsuelo; sin embargo, es indispensable medir todas las variables significativas de las causas y consecuencias para el diseño de políticas públicas que permitan contender el problema y propicien la toma de decisiones racionales y bien informadas sobre la evolución pasada y futura del fenómeno”.

Entre los investigadores que participan en el proyecto se encuentra el doctor Guadalupe Esteban Vázquez Becerra, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Espacio en la UAS.

Dicho científico explicó que el equipo multidisciplinario busca mejorar, extender y reanudar de manera sistemática y confiable las evaluaciones del fenómeno de subsidencia a través de modernizar el sistema de monitoreo, registro, interpretación y divulgación de datos.

Puntualizó que “esto permitirá obtener una solución integral que lleve a la reducción sustancial de la subsidencia. La prioridad es instalar en el extenso territorio del Valle de México cerca de 60 estaciones de monitoreo continuo, con el propósito de contar con un marco terrestre de referencia geoespacial preciso que se obtendrá a partir de las mediciones geodésicas satelitales proporcionadas por cada estación que configura a la Red SUBVAMEXNet”.

Añadió que estas 60 estaciones de monitoreo continuo podrán servir para emprender estudios sobre caracterización atmosféricos y sísmicos para períodos largos en la extensa y compleja región del Valle de México.

Grave hundimiento en Ciudad de México

Los investigadores universitarios informaron que el aeropuerto de la Ciudad de México presenta un hundimiento de entre 20 y 24 centímetros por año, mientras que el Centro Histórico arroja un hundimiento de cinco a siete centímetros por año.

Mientras que en el área donde se ubica el Ángel de la Independencia se tienen cuantificado un hundimiento o subsidencia de 2.5 centímetros por año.

Vázquez Becerra explicó que la continuación del proyecto requiere apoyo del CONACYT para combinar el sistema GPS con sensores, así como estaciones meteorológicas para determinar la variación del punto o el instrumento a través del tiempo y cuantificar el hundimiento que ha registrado el Valle de México a través del tiempo.

Advirtió que en la actualidad el sistema arroja que existe un hundimiento de 10 a 40 centímetros en algunas regiones del Valle de México, por lo que la investigación actual busca prevenir y obtener un modelo preciso para determinar la gravedad de esta subsidencia.

Indicó que todos tenemos que aprender a vivir con este fenómeno de hundimiento en el Valle de México, el cual debemos cuantificar con precisión para estar alertas.

Finalmente, comentó que a los investigadores que participan en este proyecto “nos movió el hecho de la construcción del Nuevo Aeropuerto en la Ciudad de México. La idea es ayudar a cuantificar qué tanto se hunde, en tiempo real, es decir, llevar un registro oportuno”.

De manera que, aunque demasiado tarde, por fin la comunidad científica alerta públicamente sobre el grave hundimiento en el Valle de México ocasionado por la brutal extracción de agua del acuífero, fenómeno que es preciso enfrentar con tecnología de vanguardia y la participación de la comunidad científica, autoridades de los tres niveles de gobierno y la sociedad organizada.

A ver si ahora, después del nuevo sismo del 19 de septiembre, sí se implementan acciones inmediatas y efectivas, sin esperar a que se registre un nuevo temblor que, dicho sea de paso, puede registrarse en cualquier momento en la denominada Brecha de Guerrero, lo que ya hemos explicado en foroambiental.com.mx en diversos artículos y reportajes basados en estudios científicos que así lo determinan.

Escribidor: Jorge Castañeda

Fundador, Editor y Director General foroambiental.com.mx

(Con parte de información del CONACYT)

Imagen: Internet

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario